Los especialistas en la química del suelo han identificado alrededor de 18 nutrientes esenciales, para un desarrollo óptimo y saludable de los vegetales. Al menos la mitad de los nutrientes son requeridos en pequeñas cantidades, como el boro, cloro, cobre, hierro, manganeso, molibdeno, níquel y zinc. Estos elementos son conocidos como micronutrientes. También son necesarios otros elementos que contribuyen al buen desarrollo de los vegetales, pero no son esenciales, como el selenio, silicio, vanadio y cobalto.


Los micronutrientes básicamente son la llave para el buen aprovechamiento de otros nutrientes en los cultivos, y por lo tanto son de gran importancia para el crecimiento y rendimiento de la siembra.

Las deficiencias de algunos de los elementos mencionados son muy comunes en distintos tipos de cultivos y tipos de suelo, como en el caso del zinc en los suelos erosionados, con textura arenosa, te tipo calcáreo y mal drenados. Otras deficiencias son el cobre en el trigo, el maíz y la soya, o el boro en la alfalfa.


Las plantas en general tienen síntomas muy específicos cuando existen deficiencias de micronutrientes, como hojas amarillas, poco desarrollo, enfermedades radiculares, y retraso en el desarrollo.


Si quieres saber más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: aquachemdemexico@gmail.com